Educación

Acceso a la educación

Se dice que educación es la formación que permite desarrollar capacidades intelectuales, morales y afectivas de los individuos de acuerdo a una cultura y a las normas de convivencia de la sociedad perteneciente.
En la antigüedad, las escuelas no existían, al menos no como las conocemos hoy. La educación era solo para un sector selecto y privilegiado de la sociedad. Aún en ciertas culturas, la mujer tiene un acceso muy acotado a la misma.
Podemos investigar en la historia y concluiremos que el acceso a la educación era muy restringido.
En nuestra sociedad actual, a 20 años de iniciado el siglo XXI, aún sigue siendo un bien inalcanzable para muchos la educación. A pesar de todos los terrenos conquistados en la materia, asombran los números globales de analfabetismo. Barreras sociales, económicas, culturales, territoriales, son algunos de los desafíos a superar, y siempre aparecen otros, actualmente es un gran problema mundial el de las inmigraciones y otro, la falta de conectividad para el modo virtual. No todos tienen acceso a conexiones óptimas de internet, como tampoco a la tecnología necesaria.
Hoy más que nunca han quedado en evidencia las desigualdades con respecto al acceso a la educación. Tanto alumnos como educadores y especialistas en materia educativa, han tenido que adaptar programas, contenidos, didácticas a este nuevo modelo. Y es un proceso que llevará tiempo.

Pero, ¿qué sucede con el acceso para aquellos que ya no lo tenían?
Lamentablemente, a pesar de los grandes cambios y adaptaciones que a lo largo de la historia significaron avances para una educación para todos, de la revalorización permanente y de la concientización social que se hace de la misma, es una triste realidad que no es tan fácil el acceso a la educación.
Nuestra sociedad como otras, cuenta con leyes que aseguran la gratuidad y obligatoriedad de una escolaridad básica. Como también contamos con instituciones gratuitas en todos los niveles y regiones.

¿Pero eso solo alcanza para considerarlo accesible? Pareciera que es solo un gran paso. ¿Qué pasa con aquellos que viven en parajes alejados y que deben trasladarse grandes distancias sin medios adecuados?
Generalmente son poblaciones de escasos recursos y apenas pueden completar un nivel primario. Acceder a un nivel secundario para ellos es casi imposible. O aquellos que provienen de familias que migran de manera permanente por trabajos rurales. En nuestros días, podemos hablar de una educación “accesible” si al estudiante y al docente, se le facilitan ciertas herramientas básicas acordes al devenir de la educación. Hoy el alumno necesita algo más que libros, cuadernos y lápices. Acceder a la educación significa también acceder a la información.

Concluyendo, tener acceso a la educación es una problemática mucho más compleja. Quizás como sociedad, debamos comprometernos desde lo individual hacia lo colectivo para que todos puedan alcanzar ese derecho y que deje de ser un privilegio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *